14

Mar

Viva el Penedès

Con los pies mojados por el agua del mar, rodeados de naturaleza, con una copa de vino en la mano, degustando los mejores embutidos... Hay muchas maneras de disfrutar de una de las joyas de Cataluña: el Penedès. Si todavía no has venido te estás perdiendo miles de experiencias de todo tipo para vivir solo o en familia. Un espacio tanto urbano como natural que te hará amar el territorio del que estamos tan orgullosos.

 

Teniendo en cuenta el buen clima de la zona, que siempre invita a salir y realizar actividades al aire libre, puedes aprovechar para hacer excursiones primaverales en el Penedès, un entorno privilegiado con una diversidad de paisajes que no se puede abastar con una sola ruta. Si te gusta calzarte las botas y hacer camino puedes andar por las rutas espectaculares que cruzan el Penedès. Desde Les Balmes de Sant Martí de Sarroca, la ruta de defensa de la guerra civil en la costa (búnqueres y trincheras incluidos), el Camino del río a Torrelavit o la travesía de las ermitas por la Bisbal, Masllorenç, Bonastre i Albinyana. Una mezcla entre deporte, naturaleza y cultura que también puede acabar con agua fresquita en las Fuentes de Olèrdola.

 

Sin embargo si quieres algo más relajado, también puedes pasear por los bonitos paisajes de la Vall de Sant Marc y hasta subir a la cima del Baix Penedès, done encontrarás un mirador con vistas privilegiadas al Tarragonès  y desde donde podrás observar Montserrat, el Montseny y, si hay suerte y el tiempo lo permite, divisar los Pirineos. Y si todavía quieres un plan más descansado siempre puedes pasar el día en las playas del Vendrell, Calafell, Cunit, Vilanova… tienes una oferta marítima que incluye algunas de las playas más preciadas de Cataluña y que harán que tengas ganas de volver. Además si quieres sumergirte en las aguas del Mediterráneo puedes hacer una parada en Masia Blanca, la única reserva marítima de la Costa Dorada.

 

Pero si hay alguna cosa que hace famoso al Penedès es su vino, reconocido como uno de los mejores del mundo y que cuenta con denominación de origen. Casi todo el territorio está cubierto de viñedos que cambian de color según la estación del año y que ofrecen la posibilidad de pasear relajadamente y disfrutar de estas plantaciones que han acabado siendo, prácticamente, patrimonio de la zona.

 

Si lo tuyo es la enología y todo lo que rodea el mundo del vino, visita el VINSEUM, el museo del vino de Vilafranca. Un espacio situado en el corazón del Penedès en el que se organizan todo tipo de actividades culturales y gastronómicas entorno al mundo del vino ‘penedesenc’. Amante de la música y el vino? En el VINSEUM se celebra cada año el Vi Jazz, la mezcla perfecta entre enología y música en la que te deleitarás tanto gustativa como auditivamente. Una experiencia en todos los sentidos, literalmente. Suele celebrarse a principios de julio y la edición de este año va del 1 al 3 del mismo mes, así que ¡aprovecha para acercarte!

 

Y no podemos acabar sin mencionar la gastronomía del Penedès, uno de los puntos estrella que no te puedes perder en tu visita. Desde productos tan típicos como el aceite de oliva, pasando por otros más tradicionales como el xató o la coca, hasta llegar a las carnes y embutidos más elaborados, hay muchas delicias por degustar.

 

No dejes pasar la oportunidad de conocer en profundidad nuestra tierra, un sitio muy especial que hace que todos y cada uno de los productos de Mitjans tenga un toque singular.