Embutidos tradicionales curados

UN SABER HACER TRANSMITIDO DESDE HACE CUATRO GENERACIONES

Las materias primas

Empleamos carnes seleccionadas de las razas porcinas más adecuadas para cada caso. Provienen de animales criados siguiendo los criterios de bienestar y están alimentados de forma tradicional. Maduramos las carnes y las combinamos con especies siguiendo fórmulas familiares centenarias.

Una vez embutidos en tripa natural, se cuelgan y se someten a un control y cuidado diario. Dicho proceso de curación dura meses y se hace para obtener productos con el auténtico sabor de siempre.
 

Curación tranquila

Dada la situación climática de nuestra comarca, desde los inicios de nuestra actividad teníamos que hacer los procesos de curación durante los meses más fríos y secos. También en función del diámetro de los productos a curar estos se hacían durante más o menos meses al año.

Leer más

"DIDALETS" DE SECALLONA

La secallona era antiguamente, debido a la climatología de nuestra comarca, el curado más común en nuestro país. La facilidad de curación de este producto más delgado nos permitía tenerlo casi todo el año con unas calidades inmejorables. En su momento se hizo famoso tanto en nuestra comarca como en toda la provincia y posteriormente, en 2004, desarrollamos los “didalets” por su modernidad y facilidad de uso.

Fuet

Selección de las carnes más nobles del cerdo (jamones, lomos, tocino) para conseguir un producto magro y saludable. Aderezado según la fórmula de la familia y sometido a un proceso de curación tranquilo con la aparición de la flora natural.

SALCHICHÓN RESERVA

Elaborado con carnes de madres de cerdo, como se hacía antes, ya que es una carne más fibrosa, más oscura y que ayuda mucho a la curación y sabor de este producto. Es el salchichón más antiguo de nuestro país.
 

Sobrasada

Se distingue por la delicada selección de carnes y una mezcla de pimentones muy frescos que configuran un producto peculiar. Madurado durante varios meses para conseguir un afinamiento y una integración de los sabores y texturas. Fórmula ancestral, recuperada de matanzas de las “Islas Baleares”, y que se caracteriza por una elevada cantidad de magro, pero a la vez por su facilidad para untar.

Secallona

Era antiguamente el curado más común en nuestro país. Actualmente seguimos haciendo este producto con la misma paciencia y curación tranquila que en nuestros inicios, tomándonos nuestro tiempo, elaborados con tripa natural y con su flora, que le aporta un 'bouquet' y una textura natural.

 

SALCHICHÓN de payés

Elaborado con las carnes más nobles de cerdos de raza Duroc. Las carnes picadas se aderezan con el toque justo de pimienta y se someten a un proceso de curación de secado en frío durante 2 meses.
 

1
2
3
4
5

LA IMPORTANCIA DE LA FLORA

La flora exterior en los productos curados es el principal indicador de que éstos han sido sometidos a un proceso de curación tranquila. Ésta va apareciendo poco a poco debido a las condiciones de la humedad y curación lenta. El producto va soltando su humedad muy despacio y va cultivando dicha flora, la cual nos aporta el aroma característico del producto.

Leer más

SALCHICHÓN RESERVA

Este es el salchichón más antiguo que elaboramos en Mitjans. Debido a su calibre, y según la fórmula de la familia, sólo se elaboraba en las matanzas de diciembre y enero y su proceso de curación duraba 4 meses.

Para su conservación y para lograr que la sequedad fuera eliminando la humedad del producto, era necesario que tanto el frío como la misma sequedad fuera elevada durante el primer mes, cuando la carne del embutido todavía está cruda.
 

Leer más