12

Dic

Garbanzos salteados con butifarra negra y cebolla confitada

Cuando llega el invierno nos apetecen más los platos calientes y enérgicos elaborados con legumbres y embutidos de temporada, ideales para combatir el frío. Cuando hablamos de embutidos de temporada tenemos muy presentes la butifarra negra o el bull blanco, embutidos gustosos y aromáticos muy queridos en la cocina catalana.

Iniciamos el mes de diciembre con una receta ideal para el invierno con la que podéis combinar embutidos y legumbres de una manera sencilla y gustosa.

 

Ingredientes para 2 personas

·       400 g de garbanzos comprados cocidos.

·       1 butifarra negra

·       2 cebollas

·       Aceite de oliva

·       Sal gruesa

 

Tiempo de preparación: 50 minutos

Preparación del plato:

·  Pelamos las cebollas y las cortamos bien finas al grill.

·  A continuación ponemos el fuego en una paella donde tiramos la cebolla cortada con un poco de aceite de oliva. Es importante tener siempre la paella destapada.

·  Durante 5-7 minutos lo mantenemos a fuego vivo, moviéndolo sin parar y cuando la cebolla este bien impregnada, bajamos el fuego al mínimo y lo vamos removiendo de vez en cuando. Poco a poco se va volviendo melosa y ligeramente dorada. Sabremos que la cebolla está lista cuando se separe la grasa, y quede en el fondo de la paella.

·  Todo este proceso para hacer la cebolla confitada tiene una duración de unos 45 minutos.

·  Seguimos con el plato triturando la butifarra negra para que quede bien deshecha i en una paella cuando el aceite esté bien caliente, la salteamos unos 2 minutos.

·  A continuación mezclamos la cebolla confitada y los garbanzos pequeños.

·  En una paella con un poco de aceite de oliva y cuando este caliente, lo salteamos todo entre 2 y 3 minutos.

·  Emplatamos la mezcla y le damos el toque final con un poco de sal gruesa.

 

Fuente de la receta: Receptes.cat